Aplicar nano y microtecnologías a la protección vegetal

E-mail Print PDF

En un contexto internacional donde cada vez son más las restricciones a los productos agroquímicos, expertos de INTI-Química realizaron una capacitación dirigida a la empresa Agrofina SA, con el propósito de impulsar el uso de la nanotecnología al desarrollo de productos más eficaces y amigables con el medio ambiente.

El curso se realizó el 10 de mayo, en la sede central del INTI, ubicada en la provincia de Buenos Aires. El temario de la actividad tuvo en cuenta las necesidades de la empresa Agrofina SA —orientada al desarrollo, investigación y elaboración de productos para la protección de cultivos—, y fue consensuado entre los organizadores: la doctora Victoria Defain, coordinadora de la Unidad Técnica Nuevos Procesos y Productos del Centro INTI-Química y Hugo March, especialista en desarrollo de formulaciones de Agrofina.

Asistieron 25 profesionales de la firma, entre los que se encontraban científicos, ingenieros de planta, ingenieros agrónomos e integrantes del área comercial; y además, contó la participación de Gustavo Grobocopatel, presidente del grupo Grobo, uno de los accionistas de la empresa.

El objetivo de los docentes —todos ellos integrantes del Laboratorio de Sistemas de Liberación Controlada del Centro, a cargo de la farmacéutica Valeria Zannoni— fue sensibilizar a los diferentes sectores de la empresa sobre la aplicación de nano y microtecnologías en el sector agrícola. “El propósito de capacitar a empresas agroquímicas es promover la optimización de productos, ya sea disminuyendo las dosis de aplicación, la frecuencia  —a través de la liberación controlada—, la toxicidad o la volatilidad, es decir, que la aplicación de la micro y nano  puede solucionar problemas concretos que está teniendo el sector agroquímico”, explica Laura Hermida, directora del Centro INTI-Química y docente del curso.

Si bien el temario se armó específicamente para esta empresa, puede aplicarse a otras firmas agroquímicas interesadas en productos innovadores  que deseen comenzar a utilizar micro y nano, una decisión que crece fuertemente entre las firmas del sector.  

Hermida, especialista en micro y nanoencapsulación, asegura que este interés se debe a la existencia de una tendencia internacional que busca limitar el uso de determinados pesticidas, o bien,  disminuir las dosis o la volatilidad de algunas sustancias empleadas, por este motivo, las empresas que se dedican a elaborarlos y comercializarlos buscan soluciones alternativas con productos innovadores.

Sin embargo, aún son pocos los grupos de investigación en el país que se dedican a investigar aplicaciones  nanotecnológicas en el área de los agroquímicos. Es por este motivo que el INTI junto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) comenzaron a estudiar soluciones orientadas al agro, iniciativa que dio como resultado la creación de la Escuela de posgrado Nanotecnología en Agroindustrias y Agroalimentos que se dicta anualmente desde el 2015 (ver recuadro).

Por su parte, Héctor Di Loretto, gerente de investigación y desarrollo de Agrofina SA, afirma que recurrieron al INTI en busca de conocimientos, con el objetivo de alcanzar una agricultura más sustentable: “Nuestro propósito es incorporar el uso de nanotecnología para lograr productos más amigables con el ambiente. Lo que queremos es disminuir las dosis del producto en el campo consiguiendo la misma eficacia biológica que se logra aplicando una dosis mayor, y ese es el propósito de la nanotecnología para nosotros”. En esta línea, Di Loretto agrega: “estamos yendo hacia aspectos tecnológicos de avanzada, como biopesticidas y nanoformulaciones, ambos apuntan en cierto modo a lo mismo: salir del producto meramente convencional -como son  las formulaciones actuales de pesticidas sintéticos- para tratar de reducir las dosis y/o  reemplazarlos por productos de origen natural, por ejemplo, un biopesticida, y para eso queremos hacer uso de la nanotecnología. Básicamente lo que buscamos hoy es reducir la carga de productos químicos a la biosfera”.

Para finalizar, Hermida destacó cuál es el rol y la mirada del INTI al momento de intervenir en el desarrollo de las diferentes industrias locales: “El INTI no solo está para satisfacer necesidades urgentes que tienen las empresas sino que debe tener la visión de las necesidades presentes y futuras para posicionarse y acompañar el desarrollo  de un país agrícola como es la Argentina, en el que además queremos dejar de ofrecer solo materia prima.”.

--
Fuente: inti.gob.ar